Blog

 

 

La Comunidad de Murcia otorga este 2019 ayudas para que las familias de la Región de Murcia puedan sustituir sus actuales equipos de aire acondicionado por otros mas eficientes. 

Se subvencionará la compra de un único equipo de aire acondicionado de hasta 12kW de potencia termica, por cada vivienda y beneficiario. Será necesaria la correspondiente sustitución del equipo antiguo por otro nuevo equipo.

Podrán ser beneficiarias de las subvenciones las personas físicas propietarias, arrendatarias o usufructuarias de una vivienda situada en la Región de Murcia en la que se sustituya un equipo antiguo de aire acondicionado por otro clasificado de alta eficiencia energética.

Los nuevos equipos de aire acondicionado de instalación individual que sustituyan a los anteriores, tendrán que ser al menos de calificación energética ‘A+’ en refrigeración, y ‘A’ en calefacción.

El importe disponible para esta subvencion sera de un total de 300.000€ para este año 2.019, y la cuantia maxima por beneficiario sera de 600€ en los equipos de 10 a 12 kw de potencia.

No duden en contactar con nosotros si estan interesados y le informaremos mas especificamente segun su caso.

 

 

La Comisión Europea ha anunciado mediante un comunicado de prensa que ha decidido denunciar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE por no garantizar la medición individual de consumos en edificios con calefacción central. La contabilización individual del consumo de calefacción y ACS está recogida en la Directiva 2012/27 / UE que todavía está pendiente de su trasposición en España.

Actualmente existe un borrador de Real Decreto que está pendiente de ser enviado al Consejo de Ministros; y sé espera que su aprobación tenga lugar en las próximas semanas. Se cree que el gobierno lo aprobara antes de las próximas elecciones generales del mes de abril.

Con su entrada en vigor, todos los edificios que no resulten exentos de la obligación deberían instalar contadores de calorías y, en caso de que no fuese técnicamente viable, repartidores de costes. Sin embargo, en España solo se exige este requisito a los edificios construidos después de 2007.

La Directiva de eficiencia energética de 2012 (Directiva 2012/27/UE) establece un conjunto de medidas vinculantes para ayudar a la UE a alcanzar sus objetivos de eficiencia energética para 2020. Según dicha directiva, todos los países de la UE deben utilizar la energía de manera más eficiente en todas las etapas de la cadena energética, desde la producción hasta el consumo final.

 

 

 

Desde hace varias decenas de años se está experimentando un aumento progresivo de población que se concentra en núcleos urbanos. Asimismo, se estima que en el año 2050 el 66% de la población mundial viva en ciudades, por lo que habra que avanzar hacia un modelo de gestión y optimización de los recursos que sea altamente eficiente y que la racionalización del consumo de los mismos garantice la sostenibilidad de los ecosistemas urbanos.

En España, se supera ampliamente la media mundial, pues actualmente alrededor del 80% de la población vive en ciudades donde la mitad de la energía que se consume es en el ámbito residencial, lo que convierte a estas ciudades en verdaderos sumideros energéticos. Además, más del 20% del consumo energético nacional se destina a la climatización de los edificios, cuyos sistemas emplean fundamentalmente combustibles fósiles (gas natural, gasoil, carbón) que contribuyen a aumentar las emisiones, lo que incrementa los efectos negativos del cambio climático.

Sistemas de climatización con geotermia

En dicho contexto, los sistemas de intercambio geotérmico son unas soluciones de climatización renovable y altamente eficiente energéticamente que podrán tener un papel significativo en el suministro y la demanda energética de las ciudades en su camino hacia una transición energética sostenible.

La generación de calefacción, refrigeración y ACS (agua caliente sanitaria) a partir de geotermia resulta una opción energética viable en prácticamente todo el territorio nacional, pues el terreno se mantiene a una temperatura estable, en la mayor parte de la Península entre 14 y 20 ºC, independientemente de la estación del año o de las condiciones meteorológicas facilitando la producción de calor y frío mediante el uso de bombas de calor.

Se trata de un sistema de climatización asociado a un intercambiador enterrado que puede integrarse en todo tipo de edificaciones (viviendas, edificios públicos, sector terciario), tanto nuevas como rehabilitación, y también puede instalarse en industrias para satisfacer la demanda térmica de las mismas. Son capaces de generar calefacción, refrigeración y ACS en la misma instalación de manera ininterrumpida durante las 24 horas del día los 365 días al año.

El circuito de intercambio geotérmico capta la energía del subsuelo a una temperatura relativamente baja. Mediante el uso de una bomba de calor incrementa la temperatura hasta el nivel requerido por el cliente. En verano el proceso se invierte inyectando en la tierra el calor procedente de la refrigeración. El rendimiento estacional (SPF) de un sistema de intercambio geotérmico con bomba de calor bien diseñado y operado alcanza un valor promedio en torno a 4; es decir, por cada unidad de energía eléctrica que usa el sistema geotérmico, se obtienen cuatro o más unidades de energía final en forma de calor o frío.

Ahorros en la factura de la luz.

Este tipo de sistemas de climatización proporcionan importantes ahorros en la factura energética mensual desde el primer momento y podrían resultar tremendamente valiosos para descarbonizar el parque de viviendas que actualmente cuenta con una enorme dependencia de combustibles fósiles (fundamentalmente gas y gasoil) y, consecuentemente, contribuiría a la transición energética de los núcleos urbanos.

La utilización de la aerotermia como sistema de calefacción y ACS en viviendas de nueva construcción creció por encima del 70% el pasado año, según datos estadisticos. Se destaca que esta tecnología se está convirtiendo en la opción preferida por los promotores inmobiliarios, “ya que no solo es más eficiente y económica para el usuario final que los sistemas tradicionales, sino que, además, es la que mejor se adapta a la Directiva 20/20/20 de la UE, que será obligatoria a partir de 2020 y cuyo objetivo es combatir el cambio climático”.

La nueva directiva promueve la eficiencia energética y el uso de energías renovables y respetuosas con el medio ambiente basándose en tres objetivos. El primero, reducir en un 20% los gases de efecto invernadero; el segundo, obtener como mínimo un 20% de la energía a partir de fuentes renovables; y el tercero aumentar en un 20% la eficiencia energética de los sistemas.

De todas las opciones de calefacción y ACS la arotermia es la tecnología más verde y eficiente, ya que utiliza la energía contenida en el aire. Según diferentes estudios, los sistemas de aerotermia generan una cuarta parte de las emisiones de CO2 que los eléctricos, la mitad que los basados en el gasóleo y un 10% menos que los que utilizan gas.

La utilización de sistemas de climatización basados de la aerotermia permite a promotores inmobiliarios y particulares anticiparse a la entrada en vigor de la Directiva 20/20/20 utilizando una tecnología de presente y de futuro, basada en el uso de una energía renovable y que ofrece máxima eficiencia energética.

Actualmente existen normas de ámbito nacional, autonómico y municipal que regulan la obligatoriedad de utilizar en las nuevas construcciones sistema de aislamiento, climatización e iluminación que reduzcan el impacto medioambiental y, en el caso de la climatización, la aerotermia supera los requisitos actuales y los establecidos en la Directiva 20/20/20. Además, se puede combinar con otras fuentes de energía renovable como la fotovoltaica y la solar térmica.

Los sistemas de bomba de calor basados en la aerotermia se consideran la mejor opción para calefacción desde el punto de vista de la eficiencia energética.

Se trata de un sistema “all in one”, rápido y eficiente, que ofrece ahorros de hasta el 75% en la factura eléctrica y utiliza simultáneamente tecnologías de bomba de calor aire/agua y aire/aire para climatizar las viviendas, obteniendo agua caliente sanitaria (ACS) sin coste adicional. Se compone de una unidad exterior, un módulo interior hidráulico y opcionalmente unidades interiores tipo multi-split, y su principal ventaja es ser una bomba de calor multitarea (clima, calefacción y ACS combinados) con recuperación de calor.

Esta tecnología de la recuperación de calor tiene un elevado rendimiento, ya que la producción de ACS se puede obtener usando la energía calorífica residual contenida en el proceso de generación del aire acondicionado, de modo que no sólo se aprovecha la energía residual sino que el rendimiento del ciclo aumenta versus la condensación por aire. Así́ se reduce la presión de descarga del compresor y se incrementan la eficiencia energética en torno a un 10%.

En el modo aire acondicionado + ACS, se obtienen índices de eficiencia energética EER+COP (TER) = 7, o lo que es lo mismo, por cada kW de energía eléctrica consumida se producen 7kW de energía calorífica. Destaca también el amplio rango de funcionamiento del sistema, capaz de funcionar con temperaturas exteriores de -15°C en los modos de calefacción, ACS y ACS + calefacción y hasta 50°C en el modo de enfriamiento. La salida de agua caliente se puede ajustar a intervalos de tan solo 1°C, estando el rango comprendido entre 35°C y 58°C.

 

Como cada verano, llegan las olas de calor a España, que afectan especialmente al centro y sur peninsular donde los termómetros alcanzan las temperaturas más elevadas. Uno de los principales efectos de las olas de calor es el uso inadecuado de los sistemas de climatización.

 

 

Ante las olas de calor es fundamental seguir una serie de consejos para usar el aire acondicionado “con cabeza”: regular el termostato entre 23-26 ºC; bajar la temperatura a menos de 22-23 ºC no enfriará más rápido y resultará un gasto innecesario de consumo eléctrico; pequeña dosis de paciencia porque “normalmente, al llegar a casa el cuerpo trae el calor del exterior y necesita un tiempo para aclimatarse”; recordar que una diferencia térmica entre el interior y el exterior de la vivienda superior a 12 ºC origina cambios bruscos de temperatura que no son saludables; ajustar la temperatura de la habitación antes de ir a dormir; limpiar los filtros del equipo de climatización de forma regular para mejorar el rendimiento del equipo.

 

La predicción estacional del MedCOF, la institución que realiza pronósticos para el clima mediterráneo, prevé un 40% más de posibilidades de que este verano del 2016, el termómetro suba más en el sureste español, es decir que las temperaturas estén por encima de la media.

La tendencia generalizada es que el cambio climático nos lleve a olas de calor más frecuentes en la región mediterránea según la Aemet.

 

 

 

 

Con la inminente llegada del verano, todos los fabricantes recomiendan realizar una puesta a punto de los equipos de climatización para estar preparados ante la subida de las temperaturas y poder disfrutar del máximo confort en el hogar.

 

Seguir una serie de sencillos consejos para la correcta puesta en marcha de la unidad no solo ayuda a alargar su vida y mejorar su rendimiento, “sino que asegura un mayor confort térmico en el hogar y un menor consumo de energía, lo que se traduce en ahorro económico en los meses de más actividad de los equipos”.

 

En primer lugar, se recomienda encender durante unas horas solo el ventilador del equipo. Después, apagar la unidad y proceder a la limpieza de la unidad interior, es decir, los filtros del aire; “esta limpieza de los filtros no solo ayuda a mejorar el rendimiento del equipo sino que también evita la aparición de malos olores al encender la unidad”.

 

En segundo lugar, se recomienda revisar la unidad exterior para comprobar que las entradas de aire no estén tapadas con elementos extraños, como hojas de árboles o restos de papeles. Y si el equipo de climatización está en una vivienda situada en una zona costera o de gran humedad, la unidad exterior debe ser revisada de forma regular por un profesional.

 

La puesta a punto del equipo de climatización sirve a su vez, como examen del estado del equipo: la esperanza de vida de sistemas de aire acondicionado para entorno doméstico es de unos 15 años, por lo que si la unidad se ha quedado obsoleta conviene dejarse asesorar por un instalador profesional. Para la compañía, “la figura del instalador es clave a la hora de adquirir un equipo”.

 

 

Con el eslogan “Tecnología con la que puedes contar”, Mitsubishi Electric presenta su nueva campaña de verano 2016. “Manteniendo el posicionamiento tecnológico de la marca, el objetivo de esta campaña es mostrar los dos principales atributos diferenciadores la fiabilidad y durabilidad”, asegura la compañía.

 

La campaña ha sido concebida con la intención de explicar de una forma cercana y emotiva que el aire acondicionado de Mitsubishi Electric ha estado presente en grandes momentos de la historia, “en los cuales se ha convertido en un observador, ofreciendo el confort que cada momento de la vida necesita. Ha sido un testigo silencioso y quiere estar ahí por muchos años más”.

 

La campaña muestra también que es el momento de dejar de lado la era del “usar y tirar todo” y volver a la era de pensar a largo plazo y confiar. Porque las cosas cuando son buenas deberían durar mucho más.

 

Para ponerla en marcha se han desarrollado varias piezas, entre ellas, un spot publicitario creado incluso con su propio tema musical, el cual se difundirá en las redes sociales propias y en los canales de los principales clientes.

La bomba de calor es una máquina térmica (máquina de climatización) que consigue la temperatura perfecta en cualquier tipo de local o recinto, tanto en invierno, como en verano, pudiendo también producir agua caliente, de una forma sencilla, económica y respetuosa con el medio ambiente.

¿Cómo funciona?

La bomba de calor toma la energía del entorno natural (el aire, el agua o la tierra) y la transporta al interior de los recintos, calentándolos.

También actúa a la inversa, llevando el calor del interior de los recintos hacia el exterior, refrigerándolos.

Y todo ello de una forma muy eficiente, ya que la bomba de calor es capaz de transportar más calor que la energía eléctrica que consume.

Utiliza la bomba de calor para:

*Climatizar un recinto (calefacción y refrigeración).

*Producir agua caliente.

*Calentar una piscina cubierta.

*Procesos industriales específicos.

 

¿Sabías que Greenpeace en 2011 eligió la bomba de calor como el mejor sistema de calefacción en lo que se refiere a eficiencia energética?

¿Sabías que la bomba de calor se encuentra entre las tecnologías citadas en el escenario Blue Map de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) con el objetivo de reducir en el año 2050 las emisiones de CO2 a niveles equivalentes a la mitad de las emisiones del año 2005?

¿Sabías qué la bomba de calor es capaz de proporcionar calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria, incluso mediante un solo equipo, por lo que es útil durante todo el año?

Si quieres mas informacion visita www.bombadecalor.org  ó llámanos.

Página 1 de 2