BAJAR UN GRADO LA TEMPERATURA, REDUCE EL CONSUMO ENERGETICO 7%.

 

Bajar un grado la temperatura de nuestras viviendas puede disminuir el gasto energético hasta en un 7%, lo que implica un descenso notable del consumo y directamente de la factura eléctrica a final de mes.

 

Quizás la electricidad sea a día de hoy una de las mayores preocupaciones de los españoles debido al aumento de su precio. Ya que, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía, es la primera fuente de energía utilizada en las viviendas y representa más del 35% del consumo energético de un hogar. 

 

Por tanto, recomendamos:

 

Además de regular el termostato para mantener la temperatura constante y no caer en cambios bruscos de temperatura que incrementen el gasto, es aconsejable apagar la calefacción cuando no estemos en la vivienda, siempre que no sean periodos muy cortos.

 

También recomendamos realizar mantenimientos periódicos de los equipos de climatización / calefacción, y contar con un correcto aislamiento de la vivienda para evitar pérdidas de calor que generan un mayor consumo.